martes, 23 de agosto de 2016

Curas “falsos” retan a la Iglesia y seguirán oficiando sacramentos

La Iglesia Católica Nacional Boliviana, que fue denunciada por la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) por operar sin aval y con sacerdotes dimitidos de la Iglesia Católica Apostólica y Romana, desmiente que sus curas sean "falsos” aunque son casados y tienen hijos. Sus voceros aseguran que son parte de la Iglesia Católica Apostólica Nacional Boliviana de San Carlos Duarte y anuncian que seguirán oficiando los sacramentos.

El pasado 2 de marzo, el arzobispado de El Alto advirtió a la comunidad católica sobre "falsos curas” que visten igual que los acreditados, que ofician misa y que reparten tarjetas para "oficiar sacramentos a domicilio”. Hace dos semanas, la Conferencia Episcopal emitió el comunicado "No se dejen engañar”.

En el documento la CEB alerta sobre la existencia de la autodenominada "iglesia católica nacional boliviana” que "opera con obispos dimitidos por el Papa y sacerdotes suspendidos por sus obispos por haber cometido alguna irregularidad o falta grave y que sólo buscan lucrar”. El comunicado recalca que los certificados de sacramentos que esos clérigos emiten (de matrimonio o bautizo, por ejemplo) no son válidos para la Iglesia.

"La nota que lanzó la Conferencia (Episcopal Boliviana) nos molestó. Causó mucha rabia a nuestros diáconos, sacerdotes y obispos”, afirmó ayer el canciller de la Iglesia Católica Nacional Brasilera, Manoel Da Rocha, en conferencia de prensa. Explicó que la Iglesia Nacional fue creada en 2015 en Bolivia, pero que opera hace años en Argentina, Brasil, Paraguay, Canadá, Estados Unidos y otros países.

Aseguró que la diferencia entre la Iglesia Nacional y la Iglesia Católica Apostólica y Romana es que la primera permite el matrimonio de sus sacerdotes y la segunda lo prohibe.

Da Rocha recaló que los sacerdotes de la Iglesia Nacional no son "falsos”. "Recibimos una válida sucesión apostólica. Pero ¿qué es la sucesión apostólica? Es la cadena que tenemos de obispos a sacerdotes, ya que todos venimos en una línea directa desde Jesucristo y sus apóstoles hasta el día de hoy”, argumentó.

El canciller dijo que los sacerdotes de la Iglesia Nacional se sienten afectados por ser calificados como "impostores”. "Es como si nosotros fuéramos sucios por el hecho de habernos casado. Estos hermanos de Bolivia -que eran hermanos romanos y ahora nacionales- fueron héroes que tuvieron coraje de decir: ‘yo soy casado, pero quiero seguir mi sacerdocio’, sostuvo.

Retó a quien sostenga que ellos son falsos sacerdotes a denunciarlos ante la Justicia. "Allí demostraremos lo contrario y pediremos las indemnizaciones que corresponda”. Asimismo invitó a la CEB a discutir sobre teología, "donde sea, para probar que somos verdaderamente sacerdotes y católicos”. Añadió que aparentemente que en Bolivia "se estaría sembrando semillas de guerra religiosas”.

Por su parte, el arzobispo patriarca de la denunciada Iglesia Católica Nacional de Bolivia, monseñor Richard Lipacho, afirmó que en el país hay más de 50 sacerdotes que salieron de la Iglesia Apostólica y Romana e ingresaron a la suya por diferentes razones. "La principal causa es por tener familia, lo que no es un delito”, recalcó.

Advirtió que sus curas seguirán oficiando sacramentos y que además construirán más iglesias en el país. Este medio intentó comunicarse con la CEB para conocer su versión, pero no obtuvo una posición oficial.

La nueva iglesia saldrá a la luz con una procesión en El Tejar

El próximo 10 de septiembre los miembros de la Iglesia Nacional de Bolivia realizarán una procesión en la zona de El Tejar. La caminata será en contra de "los maltratos” que comete el párroco del sector, informó Arzobispo Patriarca Richard Lipacho.

"Estamos invitando a una procesión en El Tejar. Se realizará con las autoridades y las organizaciones sociales, porque hay varias quejas contra el párroco de la iglesia. Dicen que no trata bien a los fieles”, afirmó ayer Lipacho.

Comentó que la procesión será encabezada por la imagen del Señor de la Divina Misericordia. Ésta será la primera actividad que realice la Iglesia Nacional de forma abierta.

Lipacho comentó que aunque es nueva, la Iglesia Nacional ya tiene cerca de 100 mil feligreses en el país, especialmente en las ciudades de La Paz, El Alto y Cochabamba. "Recién hablamos a las personas de esta nueva iglesia y poco a poco nos van conociendo y nos aceptan”, dijo.


Lipacho: No me dejaron dimitir cuando siendo cura tuve hijos

El arzobispo patriarca de denunciada Iglesia Católica Nacional de Bolivia, monseñor Richard Lipacho, afirmó que fue sacerdote de la Iglesia Católica Apostólica y Romana y que decidió abdicar cuando fue padre. Quise dejar la Iglesia Apostólica y Romana porque tuve a mi hija, ella ya tiene seis años”, dijo.

La CEB, en su comunicado, afirmó que los curas de la Iglesia Nacional fueron alejados de la oficial porque cometieron "faltas graves en el manejo de los bienes de la Iglesia y en la vida moral del sacerdote”. Sobre Lipacho sostuvo que "fue sacerdote católico, a quien la Santa Sede decidió dimitir del estado clerical el 24 de septiembre del año 2012”.

"Para la Iglesia Católica un sacerdote dimitido del estado clerical por el Papa es a todos los efectos un laico, por lo que no puede presidir sacramentos ni realizar acciones reservadas a los ministros de la Iglesia”, señaló la Conferencia Episcopal.

Ayer Lipacho dijo que la Iglesia Católica Apostólica y Romana sabía que él fue padre siendo sacerdote. "Cuando tuve a mi hija, le entregué mi renuncia a monseñor Edmundo Abastoflor y él rompió la carta y me dijo: ‘Esto es basura, no sé nada. Hay muchos sacerdotes que viven la doble vida’. Cuando tuve mi segundo hijo, me retiré”, afirmó.

La Iglesia Nacional de Bolivia actualmente tiene dos templos en la ciudad de La Paz: uno en Villa Fátima, cerca al puente Minasa, y otro en la Landaeta. "No hay un costo oficial por la celebración de un sacramento. Es la voluntad de los creyentes, aunque normalmente pagan entre 50 y 100 bolivianos”, dijo Lipacho.

Chuquisaca Bodas: iglesia procesa 62 casos de nulidad

La Arquidiócesis de Sucre procesa 62 solicitudes de nulidad matrimonial eclesiástica correspondientes al sur del país, reportó Erbol.

El vicario judicial, Nicolás Velásquez, informó que 22 de los 62 casos ya están en trámite y se espera que sean resueltos próximamente, no obstante, advirtió que puede haber demoras.

“Desde el punto de vista de las doctrina son tres meses que debería durar el trámite y pero en realidad pasan los tres meses”, indicó.

Velásquez señaló que la mayoría de los casos que se tratan en esta Arquidiócesis corresponden a Sucre. Lamentó que para las solicitudes de Tarija y Potosí existe el obstáculo de la distancia para el buen desenvolvimiento del trámite.

La nulidad del matrimonio es otorgada por tribunales eclesiásticos a las parejas cuya unión haya tenido algún vicio o defecto inicial. Varios casos van a estar bajo potestad del Obispo. / ERBOL

Creen “anticatólico” yoga en programa deportivo

La Iglesia católica croata se ha opuesto a la inclusión del yoga en el programa de actividades deportivas de la ciudad de Slavonski Brod, advirtiendo de que es un “culto anticatólico”.

“Bajo el velo del deporte, tratan de hacer pasar actividades anticatólicas como el yoga”, advierte en su página web la diócesis de Slavonski Brod, en relación a la inclusión de esos ejercicios en el programa de deporte y educación.

Las parroquias de la localidad incluso están repartiendo folletos en los que advierten de “los peligros de los cultos orientales”.

La viceministra de Deportes, la campeona mundial de esquí Janica Kostelic, ha salido en defensa del yoga y de su inclusión en el programa deportivo, informó el portal de noticias “T-portal”.

La Iglesia croata rechaza desde hace tiempo la práctica del yoga, mientras que varias organizaciones católicas lo consideran contrario a la espiritualidad cristiana.

“El buen pastor”, uno de esos grupos, incluso advierte que muchos practicantes de yoga “han experimentado semanas y meses de psicosis y esclavitud espiritual”.

viernes, 19 de agosto de 2016

Iglesia denuncia que exsacerdotes entregan certificados falsos

Entrega de tarjetas para ser convocados, otorgación de certificados falsos de matrimonio y bautizo y ordenaciones “chutas” son las denuncias que hizo la Iglesia católica en Cochabamba en contra de la denominada Iglesia Católica Apostólica Renovada en Bolivia.

Las autoridades eclesiásticas exhortaron a los creyentes a tener cuidado, conocer a sus párrocos y evitar engaños.

El vicario general del Arzobispado de Cochabamba, Carlos Curiel, dio a conocer el comunicado de la Arquidiócesis y advirtió que en el departamento actúa la Iglesia Renovada dirigida por el exsacerdote Javier Ticona Martínez, dimitido (apartado) del servicio sacerdotal hace más de dos años. Recordó que la Conferencia Episcopal Boliviana emitió antes un pronunciamiento en contra de la Iglesia Católica Apostólica Nacional Boliviana. En ambos casos dijo que estas personas “no pueden aducir que actúan en comunión con el Papa, pues no son reconocidos por él ni por la Iglesia católica”.

El arzobispo de Cochabamba, Óscar Aparicio, dijo que los miembros de estas iglesias celebran sacramentos como bautizos, matrimonios, y visitan casas.

“Reparten tarjetas y no están en comunión. Han sido seminaristas o formados en la Iglesia, pero no están con nosotros. Dan certificados que no tienen ningún valor”.

Conforme a la denuncia de estos representantes católicos, los denunciados realizan cobros elevados para celebrar los sacramentos.

“Están engañando al pueblo de Dios, a nuestra gente. Cobran y ése es el afán mercantilista que ellos manejan”.

Sobre la posibilidad de acciones legales, Aparicio expresó que ese es un tema que será considerado después y que lo importante ahora es que la gente esté alerta.

El sacerdote jesuita Miguel Manzanera manifestó que se trata de un tema antiguo y que es difícil identificar cuántos sacerdotes falsos hay.

“Se ha puesto el tema en el candelero a propósito de varias ordenaciones chutas que se han hecho en Brasil y en La Paz”.

Recordó que se conoció que Ticona tuvo un acto de “ordenación” en La Coronilla hace un par de años. "Es un sacerdote que fue suspendido”.

El jesuita reconoció que no existen estadísticas de las actividades irregulares ni se conoce con precisión los lugares donde operan.

En una cuenta de facebook en la que se identifica a Javier Ticona Martínez existen fotografías en las que, junto a otras personas, visten sotanas y participan de actividades, por ejemplo, en Perú.

En una de sus publicaciones, de abril de 2015, Ticona escribió sobre la renovación sacerdotal “con todos los padres católicos disidentes” y se refirió a una iglesia nacional en Bolivia. “Hay una nueva opción para el servicio apostólico a las familias de las áreas periféricas y rurales (…)”, dio a conocer esa fecha.

Para identificar

El Arzobispo dijo que se puede identificar a estas personas, porque reparten tarjetas y hacen cobros excesivos a los fieles.

Los secretos y la magia de vestir a santos y vírgenes



Majestuosos vestidos de finísimas telas, bordados hechos a mano, joyas de plata y de oro de gran valor, además de otros detalles dejan por sentado que no cualquiera puede llevar esa indumentaria, hecha a la medida de un santo. Se trata de la vestimenta de las vírgenes y de los santos católicos, que a partir del 10 de agosto de cada año comienzan a mostrarse con mayor frecuencia.

Con celebraciones y adoraciones particulares cada santo tiene una fecha en la que se lo agasaja. En esa ocasión miles de peregrinos visitan a la imagen en su casa. El santo o la Virgen espera a sus visitantes pulcramente vestido, para luego acompañar a los devotos en sus oraciones y caminar junto a ellos en las tradicionales procesiones.
Pero ¿Cómo se arreglan estas imágenes para esas ocasiones especiales? ¿Quiénes visten y desvisten a las vírgenes y santos de Tarija? ¿Hay alguna tradición o ritual en el proceso de vestir a la imagen?
El País eN quiso conocer esta importante parte de la cultura tarijeña nunca antes difundida y habló con los responsables de esta tarea en los casos de: la Virgen de Guadalupe de la comunidad del Rancho, la Virgen de Chaguaya y el patrono San Roque.

La Virgen de Guadalupe del Rancho
La fiesta de la Virgen de Guadalupe que se celebra en la comunidad del Rancho es una festividad religiosa que pasó de ser una celebración familiar a convertirse en una fiesta patronal de la comunidad. Ésta se festeja cada ocho de septiembre de todos los años.
Visitantes de todas partes del departamento y hasta de la república de Argentina llegan cada año a la comunidad en el noveno mes del calendario para juntarse con matacos, chiriguanos y cuñas, que profesan fervientemente su fe a la Virgen.
La imagen los espera vestida con las más lindas prendas, compuestas de vestidos y capas de colores, que sus seguidores le hacen llegar como símbolo de agradecimiento por un favor hecho o por una promesa, buscando ayuda de la santa.
Erlinda Celinda Yelma, de 73 años de edad, es una de las dueñas de la imagen que pasó por generaciones como herencia en su familia. Cuenta que vestir a la Virgen no es para cualquiera, pues “ella (la imagen) no se deja”.
Relata que cuando era niña veía a su abuela y a su madre que cambiaban a la Virgen todos los años hasta que ellas dejaron este mundo. Sin embargo, antes de que su madre fallezca, la hija menor de Erlinda acompañaba por voluntad propia a su abuela en la tarea de vestir a la Virgen. Así poco a poco la imagen le fue tomando confianza y hoy es la encargada de vestir a la santa.
Recuerda que en una ocasión, por ejemplo, unas devotas le regalaron un vestido a la Virgen y una de ellas quería ser la que le ponga la ropa nueva. La madre de Erlinda no se opuso, pero cuando la peregrina quiso ponerle la indumentaria, ésta no le entraba a la imagen, pues las mangas del vestido no le encajaban, pese a que intentaba ponérselo de una u otra forma.
“Ella decía ‘la costurera no me lo ha hecho bien’, y mi mamá le dijo, ‘pero si está bien no le falta nada, déjala vos que yo le voy a poner’, por lo que cuando se retiró ella, mi mamá le puso la ropita sin ninguna dificultad”, cuenta.
Consultada sobre cómo la visten y en cuántas ocasiones, Erlinda expresa con gran seguridad que la Virgen se cambia en tres ocasiones, es decir: para la novena (nueve días antes de la fiesta), la celebración principal y para la procesión que se realiza por la cancha. Ésta última inicia inmediatamente después de la misa principal.
Así, Erlinda dice que la Virgen de Guadalupe no se deja cambiar de ropa con cualquiera, pero sí recibe regalos y vestidos de todos sus devotos, que son quienes en realidad le hacen hacer sus vestidos, capas y vestimenta completa todos los años.

La Virgen de Chaguaya
Respecto a la Virgen de Chaguaya, el párroco de la iglesia del lugar, el padre Simón Díaz, explica que en realidad las encargadas de esta tarea son las familias tradicionales de la ciudad de Tarija, puntualmente las del barrio El Molino. “Se encargan de esta tarea como una promesa y devoción que tienen con la imagen”, revela.
No recuerda claramente cuáles son esas familias, pero sí afirma que la Virgen se cambia de vestidos cada tres meses, coincidiendo con algunas fechas especiales. Aunque en el periodo de la fiesta religiosa, ella se cambia de vestimenta también en tres ocasiones.
Detalla que la fiesta de la Virgen de Chaguaya se recuerda en realidad el 15 de agosto, por lo que el primer cambio de ropa a la imagen se hace el 4 de agosto, cuando es el día de San Juan María Vianney, además es la fecha en la que los sacerdotes y el obispo van al Santuario.
Posteriormente, la imagen se cambia de ropa en las vísperas de la celebración principal (13 ó 14 de agosto) y el último cambio de vestuario se lo realiza el 5 de septiembre en las vísperas del encierro simbólico de la fiesta.
Luego de estas fechas, los días establecidos en el año para el cambio de vestuario de la Virgen son el 8 de diciembre, el 24 de marzo y después de la Pascua. No se la cambia en más ocasiones, debido a que el excesivo manipuleo de la Virgen puede ocasionar un desgaste en la imagen.
Ahora bien, el padre Simón aclara que la tarea de cambiar la vestimenta a la Virgen no es restringida sólo a unas familias, pues dice que hay personas y familias que han expresado su deseo de hacerle un vestido a la santa, además de cambiarle. Así, ya reservaron fechas hasta el año 2018.
“Ellos lo hacen de manera voluntaria, dicen que por una promesa quieren cambiarle, darle un vestido, entonces le damos las medidas, modelos y agendamos para cuándo. Nosotros no hacemos selección alguna”, afirma.
Consultado sobre cómo debe ser la vestimenta de la Virgen, aclara que no es como en otras festividades, como la de la Virgen de Urkupiña, que es la que lleva mucho colorido. En los vestidos de la Virgen de Chaguaya se trata de conservar la vestimenta de la asunción, que es blanca y significa pureza. Cuenta que en algunas ocasiones, para darle brillo, se puede poner un poco de crema en la indumentaria, pero nada más.
Agrega que en otras ocasiones los peregrinos llevaron vestidos de colores muy fuertes, pero se les tuvo que decir que no era posible ponerle esa indumentaria, pues no era su color.
Dice también que hay dos piezas fundamentales en el vestuario de la Virgen, que son el vestido y la capa, aunque siempre hay devotos que le regalan joyas, aretes, collares, anillos y otros.
Finalmente, Díaz aclara que si bien son familias tradicionales las que usualmente le cambian de vestuario a la Virgen, esta tarea no la hacen solos, pues hay una persona que está siempre al pendiente de todo y es la esposa del guardián del santuario, quien en realidad, es la directa responsable de cambiar a la Virgen y la que cuida que la santa sea vestida con total delicadeza.

El patrono San Roque
En el caso del patrono de los tarijeños, San Roque, la situación parece más mística y tradicional, pues una persona es la que se encarga de esa tarea desde hace casi 50 años atrás. Se trata de Wilma Mogro Vidaurre, una san roqueña de casi 80 años de edad, que llora de emoción al contar sus sentimientos cuando cambia al santo.
Ella asumió esta responsabilidad debido a que desde pequeña se interesó por esta tarea y acompañaba a su madre para ayudarla en la labor que su progenitora realizaba junto a doña Francisca Gutiérrez. Sin embargo, fue después de 1965, año en el que su madre falleció, que le tocó asumir de manera exclusiva la labor de cambiar al santo.
“Al patrón lo cambiamos el 15 de agosto, un día antes de su fiesta. Después lo cambiamos para la novena de la fiesta mayor, que es el primer domingo de septiembre. Un día antes del domingo de la fiesta grande se lo cambia de trono y de ropita. Después, una vez que pasa la procesión de ese domingo, le volvemos a poner otro estreno para el lunes. Pasa la procesión del lunes, le volvemos a cambiar para el martes, también algo nuevo. Esta última ropa se queda entre uno a dos días”, detalla Wilma, respecto a los primeros cambios de vestimenta del patrono.
Cuenta además que cuando se festeja la octava, días después, los cambios del patrono continúan, pues el sábado antes de la procesión del domingo estrena otra vez su indumentaria, posteriormente se lo vuelve a cambiar el domingo por la noche con otro vestido nuevo para el lunes de octava.
Pero la tarea continúa, debido a que pasada la procesión del lunes se lo vuelve a cambiar para el martes del encierro. Pasa este evento y después de dos días se lo cambia nuevamente pero con ropa que anteriormente le regalaron, y así espera hasta el domingo de los santos chiquitos, que es la última fecha en la que el patrono estrena indumentaria.
“Yo siento una gran emoción cada vez que lo cambio”, dice entre lágrimas Wilma al dejar por sentado que se siente bendecida al tener el privilegio de vestir al patrono de los tarijeños. “Antes de cambiarlo tengo que pedir licencia, le digo que le voy a cambiar y que me disculpe, después le cambio como se merece, como un príncipe, con toda devoción, con todo cuidado”, añade.
Dice que todo este procedimiento lo hace en la misma iglesia, sobre el altar y que esta tarea le toma cerca de dos horas.
Antes de iniciar esta labor, lo primero que hace es retirar a toda la gente de la iglesia, luego le pone su camisa blanca con cuello alto almidonado, después la túnica, que es la parte delantera y posteriormente se le pone su capa grande, su cinto y continúa con la capa chiquita.
Luego, el proceso de vestir al santo sigue con el sombrero alón, después viene su aureola, que es el símbolo de su santidad, continúa con la “toquita”, que es la cinta que cuelga atrás de su sombrero y finalmente le coloca el bastón de plata. En la punta del bastón cuelga una ollita, también de plata, que según cuentan los más antiguos, no debe ser abierta, ya que de hacerlo se esparciría sobre el pueblo una gran peste.
Wilma es la persona directamente encargada de esta labor, aunque dice que sus hijas también le ayudan, al igual que ella lo hizo con su madre, para que en algún momento ellas puedan continuar con la tarea.
Aclara que la única vez que cambian al santo delante de personas es cuando los devotos que regalan la vestimenta al patrono piden estar presentes en el cambio de ropa. Sin embargo, cuando esto pasa, en ningún momento lo dejan desvestido frente a los espectadores. Para evitar esto, forman una pared humana mientras Wilma le pone sus primeras prendas.
Finalmente, ella dice que si alguna persona o familia quiere hacerle una ropa al santo pueden pasar por la iglesia para que ella les entregue una prenda de muestra y así puedan confeccionar la vestimenta sin ningún problema.

jueves, 18 de agosto de 2016

Obispo italiano lanza cruzada contra Pokémon Go

El obispo de la ciudad italiana de Noto, en Sicilia, monseñor Antonio Stagliano, amenazó con presentar una denuncia formal contra el juego Pokémon Go, que calificó de "fábrica de cadáveres andantes", informó este jueves la prensa italiana.

El obispo aseguró que tiene lista una serie de "acciones legales" para que el videojuego, que se ha convertido en un fenómeno global, sea prohibido.

El juego que aumenta en forma virtual la realidad, se inició el 6 de julio y se convirtió rápidamente en la sensación del año. El pasatiempo ha recibido una lluvia de críticas en todo el mundo porque pide entre otras cosas al usuario el acceso a Google y a sus correos electrónicos.

El director de cine estadounidense Oliver Stone condenó duramente a finales de julio ese juego, ya que considera que fomenta una forma de "totalitarismo", dado que tiene un alto "nivel de intrusión" en la intimidad de las personas.

Monseñor Stagliano ya se había pronunciado contra Pokémon Go por crear una fuerte dependencia entre sus usuarios y "alienar a miles y miles de jóvenes".

El religioso no dudó en comparar el juego al "sistema totalitario nazista". Conocido por los medios de comunicación italianos, el obispo de Noto ya se había distinguido por interpretar canciones de Noemi y Mengoni durante la misa, dos cantantes de rock célebres en Italia.

miércoles, 17 de agosto de 2016

Con ladridos y pena, El Alto vive primer San Roque sin Obermaier


La perrita cocker Luna estrena su vestido rosado en la misa de San Roque de Villa Adela. Menea la cola al llegar al altar preparado en el atrio de la parroquia Cuerpo de Cristo porque reconoce el lugar. El año pasado, el fallecido Padre Obermaier la bendijo por primera vez.

La dueña de Luna, Sofía Cazas, viste de negro en señal de luto. En una canasta lleva dos cachorros, hijos la perrita. "Sentimos la ausencia del padre Obermaier, que cada 16 de julio celebraba San Roque. Era tradición traer a Lunita con mis otros dos perros. Los bendecía con mucha agua, quedaban mojados”, cuenta.

Las campanas de la parroquia Cuerpo de Cristo repican, mientras la convocatoria que emite el padre Pavel Padilla se reproduce en los parlantes. Vecinos salen de sus autos cargando a perros pequeños; otros llegan con sus mascotas de razas más grandes caminando por la plaza Bolívar. Niños con uniformes escolares llevan en mochilas a sus gatos y todos se reúnen en el atrio

El actual párroco de Cuerpo de Cristo, el padre Pavel, explica que en Villa Adela es tradición que la misa se efectúe fuera del templo porque también es una ocasión para que las mascotas alteñas "hagan amistad”. Los asistentes toman asiento en las sillas de colores y bancos de iglesia.

Frente al altar, rodeado con flores blancas, se expone una foto del padre Sebastián Obermaier. "La vida es linda”, dice el mensaje debajo de su rostro. Él sacerdote alemán, que fue párroco de Villa Adela por 38 años y falleció el 2 de agosto, inició la tradición de bendecir a las mascotas.

Ladridos y maullidos acompañan la canción que marca el inicio de la misa, a las 14:15. "Querida familia, nos hemos reunido aquí para darle gracias a Dios por nuestras mascotas que nos dan alegría, que nos acompañan de manera incondicional”, dice el padre Pavel. El sacerdote pide a los feligreses "arrepentirse de corazón por las veces que descuidaron a sus mascotas, dejándolas en la calle o por no jugar con ellas”. La gente ora.

El intenso sol ilumina los rostros de perros y gatos de toda raza y tamaño. Parecen entender que están de fiesta. Algunos perros llevan listones en las patas, viseras y zapatos. Los gatos, más tímidos, observan desde el interior de mochilas y carteras.

Rocky, un chapi negro, ladra emocionado a toda persona que se le acerca. "En el grupo juvenil de esta parroquia me lo regalaron. Sólo tiene seis meses, pero debe recibir la bendición”, comenta su dueño, Hugo Jiménez.

Mientras cargan sus mascotas, los vecinos de Villa Adela se dan el abrazo de paz y reciben la comunión. A 15:00 comienza una procesión encabezada por tres sacerdotes que llevan los retratos de Obermaier y de San Roque.
"San Roque era una persona muy rica que vendió todo para ayudar a los enfermos de lepra. Al volver fue expulsado del pueblo, se sintió contagiado. Sin embargo no murió sólo porque su fiel compañero perruno, un mastín, según la leyenda, lamía sus heridas y le llevaba un pan”, narra el hermano René Escobar.

Explica que junto a los ahora padres Padilla y Oblitas fue monaguillos de Obermaier. "Cómo podríamos suspender esta celebración que durante tanto tiempo ha sembrado cariño en la comunidad”, dice.

Los feligreses, cargando a sus animales, forman una extensa fila para recibir el agua. El padre Pavel los bendice y les recomienda cuidar a sus mascotas, como solía hacer el padre Sebastián. Muchos lloran al pasar por la tumba del sacerdote, bajo la torre de la parroquia.

"Él le ponía una chispa a toda esta celebración. La ausencia del padre Sebastián te llega al corazón”, comenta el vecino alteño Henry Luna. Desde Santiago II fue a la misa de Villa Adela para que sus dos perros poodle, Perla y Yango, reciban la bendición.