jueves, 26 de mayo de 2016

Corpus Christi festividad en medio de fe, creencias y comercio



Cada jueves de Corpus Christi en la ciudad de Tarija existe gran concurrencia a los centros de abasto y adquirir la tradicional chicha de uva y servirse en una base de ajipa.
Esta actividad es celebrada por la Iglesia Católica, en la que recuerdan el cuerpo y sangre de Cristo derramada por los pecados de la humanidad, para que el hombre limpie su alma y corazón.
El obispo de la Diócesis de Tarija, Javier del Rio Sendino, aseveró que dentro del calendario de la iglesia es una actividad importante, celebrado un jueves, porque hace referencia al día en que Jesús instituyó la eucaristía.
“Es una manifestación de la fe de la Iglesia, y la expresión más importante por la presencia de Jesús en medio de nosotros”.
Del Rio Sendino, enfatizó que la manera de celebrar a Jesús es mediante la eucaristía, pues la iglesia por medio del pan y el vino alaba la infinita misericordia del hijo de Dios, que de manera desinteresada como altruista sacrificó su vida.
Hizo referencia que la Iglesia celebra dentro como fuera del templo la festividad de Corpus Christi, por lo que de manera pública los religiosos optan por recorrer las principales calles de la ciudad para expresar su fe.
Ante esa razón, decidieron celebrar este año la eucaristía principal en el Parque Temático, lugar donde realizaron el año pasado el Congreso Eucarístico Nacional, como recuerdo del evento ocurrido que albergó a miembros de la Iglesia Católica de Bolivia.
“La misa y procesión serán en el Parque Temático puesto que estamos en el año jubilar de la misericordia”. La misa iniciará a las 16:00.

Comercio
Cada jueves de Corpus Christi, puede observarse una importante cantidad de comerciantes que llegan desde diferentes comunidades para vender chicha de uva en ajipa, la cual tradicionalmente está adornada con rosas alrededor.
La comunaria que llegó desde la zona de San Isidro, Juana Alvarado, explicó que cada año prepara chicha de uva para la festividad de Corpus Christi, bebida que es bastante solicitada; sin embargo, resaltó que la venta redujo a comparación de la pasada gestión.
“La gente compra pero no como antes, ahora llevan por vasos, pocos por botellas”.
Lo que también puede observarse es que el precio de las ajipas debidamente enfloradas se mantiene, pudiendo ser encontrada desde Bs 1 a 3, dependiendo del tamaño.

Tarija y su historia
En la era republicana de la Tarija de antaño, se marcaba los estratos sociales y connotaciones para la festividad de Corpus Chisti, se tenían dos procesiones, una salía de la iglesia de San Roque; a las 10:00 de la mañana, la cual recorría la actual calle General Trigo hasta llegar a la plaza Luis de Fuentes y Vargas, seguía por las calles Sucre, Cochabamba y nuevamente al templo.
Ésta era una actividad que reunía a gran cantidad de gente, porque participaban campesinos y pueblo en general.
En la procesión de las 16:00 eran pocos los asistentes, porque sólo participaban familias acomodadas o adineradas que realizaban arreglos del altar principal y también mesas estacionales; es decir, el lugar donde el Santísimo Sacramento se quedaba unos minutos mientras era realizada una oración.
Al día siguiente de la festividad católica, las familias de sociedad asistían a bailes privados, los caballeros asistían de trajes caros, sombrero y bastón, mientras las damas asistían con elegantes vestidos. En cada evento corría bastantes bebidas.

La ajipa y porqué se la usa
Como las familias acomodadas bebían bebidas europeas y muy finas, los campesinos como el pueblo en general, no contaban con el dinero suficiente para realizar esta actividad, se trasladaban hasta la calle Cochabamba, antes denominada Calle Ancha para tomar chicha de uva. En el lugar, desde las casas particulares colgaban en la puerta una bandera de color rojo para anunciar la venta de chicha de uva, sitios donde realizaban diferentes celebraciones.
Distintas personas tocaban tonadas al son del erque y la caja, lo que servía para anunciar la proximidad de la fiesta grande de Tarija como es San Roque.
Desde ese entonces, fue utilizada la ajipa, la cual es enflorada con rosa pascua, ilusiones y hasta albahaca, por lo general, toman una cuchara para empezar a sacar el contenido de la misma, quedando sólo la base, llegando a formar un estilo de cáliz, similar al que utiliza el sacerdote a la hora de preparar la eucaristía.
La copa de ajipa significa el cáliz y su contenido la sangre de Jesús. Los arreglos florales representan la belleza, brillo y solemnidad del encuentro del alma con Dios, lo propio significa brindar con los semejantes.
Este brindis era un honor y una distinción que no se podía evitar ni rechazar, a la vez que proporcionaba alegría y esparcimiento.
El año 1990, el programa televisivo ‘Cultura y Folklore’ de Milton Balanza que se emitía en el Canal Universitario, incentivó a las vendedoras de los mercados de Tarija para que retomen la tradición, consiguiendo rescatar estas costumbres.
Historias del origen de Corpus Christi
Por un lado, se cuenta que en Lieja, Bélgica, una religiosa cisterciense llamada Juliana de Cornillón (1192-1258) tuvo una visión que interpretó como la necesidad de instituir una celebración a la presencia de Jesús en la eucaristía.
Una noche, la luna llena brillaba como plata, pero con una mancha negra. Cornillón interpretó que la luna representaba a la Iglesia militante en la tierra, que recibe la luz del sol: Cristo Jesús; la mancha significó para ella, la carencia de una celebración litúrgica para la eucaristía.
Juliana de Cornillón o Juliana de Lieja, como también se la reconoce, presentó petición a las autoridades eclesiásticas, hasta que el obispo de Lieja, Roberto de Theorette en el año de 1246, celebró el primer corpus.
Más adelante, el papa Urbano IV, quien conocía bien el asunto de sor Juliana de Cornillón, instituyó la celebración del Corpus Christi para la Iglesia Católica Universal, fijándola el jueves después de la fiesta de la Santísima Trinidad.
Por otro lado, se cuenta que en el año 1264 el padre Pedro de Praga, dudaba sobre el misterio de la transustanciación del cuerpo y de la sangre de Cristo en la eucaristía. Acudió así en peregrinación a Roma para pedir sobre la tumba de San Pedro la gracia de una fe fuerte.
Según la leyenda, de regreso de Roma, Dios se le manifestó de manera milagrosa, porque cuando celebraba la misa en Bolsena, en la cripta de Santa Cristina, la hostia sangró llenando el corporal de sangre.
La noticia del prodigio llegó pronto al papa Urbano IV, que se encontraba en Orvieto, ciudad cercana a Bolsena. Hizo traer el corporal y, al constatar los hechos, instituyó la solemnidad de Corpus Christi.
El mismo papa Urbano IV, encargó a Santo Tomás de Aquino la preparación de un oficio litúrgico propio para esta fiesta y la creación de cantos para celebrar a Cristo en la eucaristía. Entre los que compuso, está la secuencia “Lauda Sion” que se canta en la misa de Corpus Christi.



contexto

Corpus Christi es la festividad de la Iglesia Católica que se remonta por los años 1192-1258, que se extendió hasta la actualidad. Esta actividad es realizada en cientos de países del mundo, el objetivo principal es proclamar además de aumentar la fe de los fieles, adorando al santísimo sacramento que es representado por el vino como la hostia, que significan el cuerpo y sangre de Cristo.
La celebración es realizada el siguiente jueves al octavo domingo después del de resurrección, es decir, 60 días después. Durante esta festividad, los católicos realizan una procesión acompañados del párroco, todos en general veneran la hostia.
Esta actividad para los fieles de la religión es muy importante, debido a que Corpus Christi, es el sacramento que invita a los participantes a dejar atrás las diferencias, arrepentirse de sus pecados y asumir con responsabilidad el reto de seguir por las sendas que siguió Jesucristo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario